Monthly Archives: September 2009

Adaptar-se per innovar (II)

Dilluns

Dinar al costat del Bernabeú amb M. Parlem de la crisi i de com sembla que el país no acabi de tocar fons. La clau per la recuperació: les reformes estructurals necessaries per revertir la situació. Parlem de la necessitat d’una reforma del nostre marc institucional en tres eixos principals: educació, fiscalitat i relacions laborals. En totes tres, els interessos creats i la falta de determinació política semblen obstacles insalvables. Canviar el món és impossible, però deixar-lo millor del que ens l’hem trobat és la nostra obligació.

Dijous

M’escriu E a propòsit del meu post Adaptar-se per innovar:

– Això de les institucions i la creativitat, ho pots desenvolupar una mica?

Li contesto:

El post es la síntesi d’un article en el que estic treballant.

Primera derivada: hi ha tres models principals amb el que un país pot competir: pots fer-ho econòmic, variable clau preu; pots fer-ho millor, variable clau qualitat; o pots fer-ho diferent, variable clau innovació (creativitat). És important entendre que aquest “model” no el tries tu, et ve marcat per la competència. Com els preus en un supermercat: no els fixa ni el productor ni el consumidor, sinó tots dos alhora en un ajust continu entre oferta i demanda.

Segona derivada: amb això al cap, necessites d’un marc institucional que s’adapti a les necessitats del teu model. La globalització ha canviat l’escenari econòmic mundial: països emergents – com India o Xina –, han innundat els mercats de mà d’obra barata disposada a treballar molt per molt poc. Aquestes economies, líders en costos, han obligat a les economies desenvolupades a fer les coses millor, en un primer moment, per passar a fer coses diferents, innovar, després. Aquest és l’origen de les importants reformes estructurals que cal fer al país (des de fa temps) si no volem perdre pistonada. En altres paraules: necessitem adaptar el nostre marc institucional als temps que corren.

En què consisteix les diferents reformes ho deixem per un altre dia…

Advertisements

China: Libertad y crecimiento

Existe una importante correlación entre libertad económica y crecimiento económico. Es una idea bastante intuitiva respaldada por numerosos estudios. Es decir, no es casualidad que las economías que prosperan sean libres; primero son libres, y fruto de esa libertad generan prosperidad en sus economías. La Heritage Foundation de Washington publica de forma anual un índice que trata de recoger el nivel de libertad económica de un país. El índice incluye parámetros como la presión fiscal, la dificultad para abrir una empresa, el grado de protección comercial existente, el nivel de corrupción o el tamaño del Gobierno. En base a estos datos se elabora un ranking de las diferentes economías.

El caso de China – como en muchos otros temas – es bastante singular: en 2007, China obtuvo una calificación de 54% en dicho índice (un aprobado justo); sin embargo, registro una tasa de crecimiento del PIB cercana al 9%. Esto puede parecer una paradoja pero no lo es. Si pensamos en al situación de China en 1978, cuando la economía china se encontraba en una situación de pobreza extrema – después de casi 30 años de comunismo -, su puntuación hubiera sido cercana a cero. Es decir, la mejora, en términos generales, del grado de libertad económica (o mejora del marco institucional existente) aunque todavía le queda mucho que recorrer y es incompleta, no desmerece la prosperidad que ha traído consigo hasta el día de hoy. La conclusión es clara: China tiene que seguir mejorando su marco institucional si quiere continuar por la senda del crecimiento.

Emprendedores sobre ruedas

Leo en las páginas salmón de La Vanguardia (21/09/09), muchas veces las únicas que merece la pena leer, que los vehículos eléctricos, en especial las bicis, son los que mejor respuesta están dando al problema de la movilidad en las grandes ciudades.

De entre todos, la bici eléctrica parece que es la que más buen rendiemiento está dando a fabricantes y usuarios. La bicicleta eléctrica es un medio de transporte rápido, limpio y económico (el bueno, bonito, barato de antaño). El sector está en auge, dice el periodista, más en Barcelona donde desde el Consistorio se apoya al sector y donde existe un buen número de carriles bici y espacios habilitados.

Pedro Riera, pionero del sector y propietario de la firma Veliac (www.veliac.es<http://www.veliac.es>), reconoce los beneficios de iniciativas como el Bicing: “El Bicing ha puesto de moda la bicicleta en Barcelona; muchos primero la prueban y luego se pasan a la eléctrica, sobre todo si tienen que pedalear en subidas”. En este sentido, la bicicleta eléctrica permite al usuario disfrutar de las ventajas de la bici minimizando sus costes; es decir, el hacer excesivo esfuerzo físico o sudar (sobretodo si se utiliza la bicicleta para ir al trabajo). Riera añade que desde Veliac se apuesta por la calidad, para dar confianza al consumidor, y evitar averías y mantenimiento innecesario.

La bici eléctrica es una solución eficiente a los problemas de movilidad a los que se enfrentan las grandes ciudades. Se trata de un sector incipiente en los que se estan dando los primeros pasos y configura un buen ejemplo de como el sector público y la innovación privada pueden trabajar en un marco de colaboración.

¿Empresarios o funcionarios?

En el editorial de Actualidad Económica (23/01/2009), Miguel Ángel Belloso se hacía eco de un estudio sobre la crisis del Círculo de Empresarios con el sugerente título El espíritu emprendedor: elemento esencial para afrontar la crisis económica española. En dicho artículo, Belloso señalaba acertadamente como las personas emprendedoras generan e impulsan la innovación, son más flexibles, y se adaptan mejor a los vaivenes de la economía y los cambios con más facilidad, sin ninguna clase de complejo o amenaza depresiva. Ven en el cambio la oportunidad no la amenaza. Un país de empresarios es un país próspero que reconoce el trabajo, la responsabilidad y la creación de riqueza como valores supremos.

El mercado es democracia, la burocracia es arbitrariedad y amiguismo. El mercado es productividad, el gasto público es ineficiencia. El mercado es libre, los sectores regulados cautivos. En el mercado el consumidor o cliente es el rey, en los sectores públicos o intervenidos el rey es el plutócrata.

La solución a la crisis actual pasa por muchas y muy diversas políticas pero sin duda una reforma educativa basada en los pilares del esfuerzo, el trabajo y la competitividad será esencial para mejorar y mantener nuestra competitividad.

¿Qué queremos ser en España?

Xavier Sala-i-Martín, profesor de economía en la universidad de Columbia (Nueva York) y en la Pompeu Fabra (Barcelona), indica como más bien tiramos a país de funcionarios y lo ilustra de la siguiente manera: “mientras que en Columbia el ídolo de mis alumnos en Bill Gates y la mayoría quieren emularlo; en Barcelona, la mayoría aspira a trabajar en la Caixa”.

El espíritu emprendedor no es una condición que se forje de la noche a la mañana y, como  todas las cosas, su desarrollo depende de los incentivos existentes: las personas no actuamos sin una zanahoria. Éstos incentivos, esta zanahoria, pasan por una reforma – a mi me gusta decir mejora que genera un menor rechazo -, de nuestro marco institucional con tres principales focos de atención: (1) reforma del sistema educativo, (2) reforma de las instituciones laborales, y (3) reforma fiscal. Las tres con el mismo objetivo: mejorar las condiciones existentes para la generación de riqueza.

Sin buenas noticias desde el otro lado del atlántico…

En Estados Unidos, un reciente estudio del Cato Institute de Washington revaela como durante los últimos años las rentas en el sector público han subido considerablemente más que las rentas en el sector privado. Desde el año 2000 el sueldo medio equivalente de un funcionario Federal se ha incrementado en un 55%, comparado con el 29% de su homologo en el sector privado (los datos han sido corregidos teniendo en cuenta los beneficios sociales de cada puesto para poder luego compararlos).

http://www.cato-at-liberty.org/2009/08/24/federal-pay-continues-rapid-ascent/

Acabo con una de las citas más brillantes de Alexis de Tocqueville en Democracia en América, libro clave.

En Estados Unidos, en cuanto un ciudadano tiene alguna cultura [formación/estudios] y algunos recursos, busca enriquecerse con el comercio y la industria o bien compra un campo cubierto de bosque y se hace pionero [emprendedor, en aquel entonces ampliar los horizontes del país]. Todo lo que le pide al Estado es que no vaya a perturbarle en sus labores [pocos impuestos y eliminación de regulaciones innecesarias] y que le asegure su fruto [garantía del imperio de la ley, la propiedad privada y el cumplimiento de los contratos]. En la mayor parte de los pueblos europeos, cuando un hombre comienza a sentir sus fuerzas y a extender sus deseos, la primera idea que ocurre es obtener un empleo público.