Aniversario y balance

Esta semana se cumplen 60 años de la Proclamación de la República Popular de China. El 1 de octubre de 1949, Mao y sus seguidores reunificarón el país después de sucesivas guerras e invasiones y se hicieron con el poder del imperio bajo un régimen comunista. Durante lo que se conoce como la era Maoísta – de 1949 hasta 1978 –, el país estuvo sometido a un régimen económico basado en el enfoque socialista de planificación central: la tierra fue colectivizada, los negocios privados prohibidos, y la libertad individual eliminada. Los resultados, al igual que en otros países que experimentaron con políticas similares: pobreza, hambruna, aislamiento y una fuerte represión.

La historia de China Popular empieza a cambiar con la llegada al poder de Deng Xiaoping en 1978. A partir de ese momento se inicia lo que ha venido a ser la mayor reforma económica en la historia de la humanidad. China, con su numerosísima población, empezó su particular camino hacia el capitalismo. Mediante una paulatina descolectivización de la tierra, que sitúa su origen en los propios campesinos, un enfoque pragmático por parte de los líderes del Partido, y una inteligente estrategia en su apertura de los mercados al exterior mediante el establecimiento de diversas zonas francas a lo largo de la costa, ha propiciado uno de los cambios económicos más importantes que se habrán experimentado nunca. Sólo un dato: según diversas fuentes, entre 300 y 450 millones de Chinos han abandonado la pobreza en los últimos 30 años, lo que representa la mejora de bienestar más rápida y significativa en la historia del mundo.

Sin embargo, este crecimiento económico ha tenido también sus particulares costes: de todos es sabido las importantes diferencias existentes hoy en día en China entre las zonas urbanas y las rurales – por otro lado fruto de la intervención estatal y no como consecuencia de falta de la misma –, la degradación medioambiental, el ineficiente sistema de crédito o la corrupción, por nombrar algunos de los muchos retos que encara China en la actualidad. Sería un error obviarlos, pero no tienen que servir para desmerecer el camino recorrido hasta la fecha. China ha sabido adaptar sus instituciones a su particular idiosincrasia y abrir sus mercados con inteligencia haciendo crecer su economía al margen de los préstamos del FMI o la ayuda al desarrollo por parte de los países ricos – ayuda, muchas veces, tan popular como ineficaz en sus resultados.

En el plano internacional, el auge de China no ha dejado indiferente a nadie. Probablemente ningún país haya suscitado tantos libros, publicaciones y artículos con respecto a su transformación económica. En efecto, el auge de China ha sido, y sigue siendo a día de hoy, un importante golpe de carácter estructural sobre el tablero económico y político mundial. El experto Martin Jacques vaticina años movidos en donde las diferentes potencias van a tener que luchar por hacerse un hueco en el nuevo escenario en el que, como señala el analista Robert Kagan, confluyen dos grandes fuerzas: el nacionalismo autocrático y la globalización de los mercados. Todavía esta por ver que actitud va tomar China en multitud de temas – está por ver si va a ser una potencia más bien multilateralista o por el contrario va a optar por imponer sus intereses nacionales –, y si realmente, como así parece, en los próximos años Estados Unidos perderá su hegemonía en favor de un esquema más bipolar.

El gigante dormido, al que hacía referencia Napoleón, ya ha despertado. Este despertar, en el que estamos todavía inmersos, esta dando lugar a un nuevo escenario global con unas nuevas reglas y una nueva repartición de poderes, tanto en lo político como en lo económico. China es una realidad que ya no podemos obviar y de nosotros depende que su auge sea, en mayor o menor medida, una oportunidad para nuestras economías occidentales.

2 Responses to Aniversario y balance

  1. amartinoro says:

    Muy buena anotación!
    Es cierto lo que me decías, que un pequeño paso en la dirección correcta, partiendo de una situación muy mala, puede generar efectos enormes, aunque siga teniendo importantes dosis de planificación.

    Haces bien también en además de comentar los grandes éxitos, poner de relieve las inestabilidades, desequilibrios y retos de la economía china, que sin duda son muy relevantes…

  2. […] A ver si nos comenta algo el bloguero experto en China más cercano. […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: