PIIGS (1): Portugal

El acrónimo de PIGS (Portugal, Italy, Greece, Spain) fue una ocurrencia periodistica de finales de los ochenta para refereirse a economías pequeñas, poco fiables, más bien populistas y proclives acumular grandes déficits públicos que en un momento dado pudiesen dañar la credibilidad de la por entonces hipotética moneda única. Con la presente crisis financiera al grupo se ha unido Irlanda (siendo ahora PIIGS o GIPSY en su versión más simpática), cuyo espectacular crecimiento en la última década se ha visto ennegrecido por la sombra de la burbuja inmobiliaria que ha sacudido de forma muy grave su sistema financiero obligando al gobierno a salir al rescate de numerosas entidades financieras.

Afirmaba León Tolstói que las familias felices son todas iguales mientras que las infelices lo son cada una a su manera. En efecto, si bien existen características comunes a estas cinco economías, la problemática subyacente a cada una de ellas es muy distinta. En suma, los PIIGS son economías altamente endeudadas en términos relativos que arrojan dudas razonables a sus prestamistas sobre su solvencia futura. La solvencia de un país viene determinada por su competitividad, esto es su capacidad de crecer de forma sostenida – es decir, sin generar desequilibrios en el cuadro macroeconómico –, en el largo plazo. En términos generales, la pérdida de competividad de estas economías se ha ido acumulando con el paso de estos últimos años al crecer más los salarios que la productividad. Este hecho se veía compensando por un endeudamiento externo en unas condiciones muy laxas. Dinámica, a todas luces, del todo insostenible en el largo plazo.

Portugal lleva una década de crecimiento anémico en su economía en un comportamiento similar al experimentado por Japón desde inicios de los noventa. En 2009, y como subproducto de la crisis financiera, el PIB luso se contrajo un 2,7% llegando la tasa de paro al 10,4%. Durante la última década, este crecimiento anémico se ha estimulado de forma artificial con sucesivos planes de gasto público de corte keynesiano y, en los últimos años de bonanza, mediante unas excepcionales condiciones crediticias fruto de la incorporación de Portugal en la Unión Monetaria. Al igual que en España, este hecho ha ido postergando las necesarias reformas estructurales que hubiesen permitido Portugal recuperar la competitividad perdida y generar crecimiento sostenible. En la actualidad, el ejecutivo de José Sócrates ha emprendido un ambicioso plan de contención del gasto público que incluye rebajas salariales a los funcionarios públicos por debajo de la inflación, rebajas en el gasto social, y subidas de impuestos para reequilibrar las maltrechas finanzas públicas (9,3% déficit/ 76% deuda a finales de 2009). Este ambicioso plan de contención fiscal esta acompañado de un plan para privatizar un buen número de empresas públicas. Sin embargo, todavía esta por ver la capacidad del ejecutivo socialista de emprender reformas estructurales de calado que permitan recuperar la competitividad y devolver el crecimiento a la economía lusa.

9 Responses to PIIGS (1): Portugal

  1. amartinoro says:

    No sé nada de Portugal, pero no me ha quedado muy clara su evolución en los últimos años. Fue una evolución como la española, con crecimiento alto pero debido a una burbuja inmobiliaria? hubo allí esta burbuja? El crecto anémico cuándo se produjo? sería el caso de Portugal otro caso más de fracaso de los estímulos públicos?
    Gracias!

    • luistorras says:

      PORTUGAL sufrió su particular burbuja inmobiaria a principios de los noventa y desde entonces se han sucedido sucesivas oleadas intervencionistas que han estado impidiendo repetidas veces la necesaria catarsis ineludible después de cualquier proceso inflacionario. Similar al caso de Japón pero con sus particularidades.

      En cualquier caso, crecimiento anémico con una paulatino incremento del sector público en los últimos años… Es decir, es correcta tu intuición de que Portugal (1993-2009) es otro ejemplo de como el intervencionismo es un cáncer para cualquier economía.

      Siento la brevedad en mi respuesta. Volveré a tratar el tema de Portugal y Japón in extenso en el futuro próximo.

      Saludos y gracias por el comentario!

  2. Acabo de postear mis impresiones acerca de la crísis en grecia. Por Latinoamérica no terminan de comprender el asunto y siguen pensando que es un tema de deuda externa agobiante e ilegítima. Agradecería conocer tu opinión sobre mis reflexiones al respecto.

  3. luistorras says:

    Estimado Juan,

    Muchas gracias por tu comentario y tu link.

    Me parecen muy acertadas tus observaciones. Sin entrar en detalles, coincido que el problema de la crisis Griega reside sobretodo en no haber sabido hacer los deberes. Los griegos se han beneficiado de unas condiciones enormemente ventajosas y no ha hecho los deberes, en el sentido que ha ido dejando que su competitividad se fuera dañando mientras Grecia crecía gracias al estímulo monetario y el gasto público. Señalas como efectivamente Grecia es más productiva que Ecuador. Sin embargo, no se trata tanto de eso como de que su economía permanezca competitiva con respecto a los países de su entorno (sobretodo de la zona euro). Grecia tiene una productividad muy baja en comparación a los países de su entorno, y esta pérdida de competitividad relativa con respecto a los países de su entorno no la puede compensar vía una divisa débil que equilibrase su balanza de pagos.

    El problema, vaya el síntoma del problema de Grecia esto es la falta de competitividad, se aliviaba (el síntoma claro) de la noche a la mañana si Grecia pudiese realizar el ajuste externo de su economía vía una devaluación (en España durante algunos años acumulamos una gran experiencia en esta vía de escape). Por eso, el escenario de una expulsión del Euro ha estado encima de la mesa, aunque seria desastroso para el conjunto de la zona euro ya que los tenedores de la deuda helena son franceses, alemanes, y británicos. Y en cualquier caso, aliviaría el síntoma pero no curaría la infección.

    En suma, los PIIGS tienen dos factores en común: un elevado endeudamiento relativo en comparación a la percepción que tienen los mercados sobre su solvencia futura, esto es sobre su capacidad de devolver dicha deuda.

    Estas dudas sobre su solvencia son básicamente por que no han sabido transmitir, como en caso de Grecia, un plan de contingencia fiscal creíble. Al final, los planes de contención son ineludibles, pero hunden aún más el crecimiento económico. Siendo, sin embargo, la única salida en la difícil coyuntura que se encuentra, por ejemplo Grecia o España. Una vez el dinero público ya ha sido malgastado, con un crecimiento anémico, la subida de impuestos resulta ineludible, ya que las reformas estructurales afectan al crecimiento de la economía en el largo plazo mientras que las deudas de la economía helena ya han empezado a vencer. Martin Feldstein, quién fuese asesor económico de Reagan, ya da por descontado el impago de la deuda soberana de Grecia ya que es material imposible que genere los ingresos fiscales que necesita para hacer frente a sus obligaciones de pago.

    Esperemos que España e Italia, emprendan cuanto antes las reformas estructurales para reactivar cuanto antes la economía y minimizar el coste económico y social que conlleva cualquier subida de la presión fiscal como la que se aplicará en España antes del verano y que seguramente se acentúe (ya que España difícilmente crecerá en los próximos dos años, más ahora que el gobierno tiene el compromiso de reducir el gasto en 15.000 millones), siendo una subida de impuestos la única vía para reequilibrar los presupuestos con los ambiciosos objetivos que ha fijado Bruselas.

    https://luistorras.wordpress.com/2010/04/27/el-problema-es-la-capacidad-de-repago/

    https://luistorras.wordpress.com/2010/03/26/desequilibrios/

    Adjunto el artículo de Feldstein que puede ser de interés:

    http://www.project-syndicate.org/commentary/feldstein22/Spanish

    Gracias por tu comentario! Espero haber completado de alguna manera tu análisis.

    Saludos!

  4. Amigo Luis,
    Muchas gracias por tu comentario. En realidad creo que ambos contemplamos el asunto desde una perspectiva similar. Demasiados analistas confunden causas con efectos. La baja competitividad griega es, en mi opinión, una consecuencia, un síntoma, del peso del sector público en la economía, y no al revés (estoy cansado de leer a pseudoanalistas que insisten en la terquedad de afirmar que el sector público abultado de Grecia es así para compensar la falta de competitividad y escasa productividad del sector privado en Grecia (vamos, que más o menos dicen que el sector público tiene que absorver la floja y cara producción del sector privado griego y por eso hasta se endeuda), sin percatarse que de ser esto cierto, los gobernantes griegos no sólo serían estúpidos sino unos masoquistas con tendencias suicidas. Lo que sigo sin entender es la ceguera e incomprensión ciudadana que no parece importarle una devaluación pero reaccionaría con violencia ante una disminución de sus salarios, lo cual no deja de ser la misma cosa…) En fin, gracias por tu comentario.

  5. amartinoro says:

    Interesantes comentarios!
    Creo que en estas cuestiones es interesante ver el caso de los países bálticos en relación a los PIGS. Ellos han procedido a un ajuste muy brusco vía deflación de precios y salarios. Nadie puede decir que haya sido fácil; al contrario, han caido más de un 15% su PIB en 2009 (cuestión aparte es si esta medida, PIB, es fiable y podemos compararla sin problemas con la de otros paises). Pero ahora tienen las cuentas mas o menos saneadas, han recuperado gran parte de la competitividad perdida, y las proyecciones para 2011 son bastante mejores que en otros paises europeos. El caso de Estonia es fascinante. Su deficit publico ni se ha despeinado con la crisis! -1.7 en 2009, y -2.7 en 2008. Creo que es uno de los pocos casos de paíse sque han seguido la receta austriaca de dejar al mercado que ajuste y liquide lo que haya que liquidar… y al contrario de lo que preconizan algunos, no se han hundido en la miseria ni se ha metido en una espiral deflacionista de la que no hay final. Es la que mejor perspectiva tiene de entre las balticas.
    Si teneis interes, he escrito un trabajo amplio sobre este tema.

    Por otro lado está el tema de desmitificar un poco los “milagros” del crecimiento en las ultimas décadas (sobre todo ultima). Como el caso de Irlanda o las mismas republicas balticas… hay que tener cuidado que parte importante de ese crecimiento tenia origenes en la inflacion crediticia y las condiciones financieras tan laxas. No solo fueron las reformas liberales… hay que tener cuidado aquí.

    Sobre la devaluación, es tentadora porque en España al menos devaluábamos cuando habia dificultades y saliamos adelante, al menos en terminos de PIB… La cuestion es si esa medida no estaba retrasando y agravando lo inevitable, problema al que nos enfrentariamos ahora.

    Juan,
    Estando de acuerdo contigo, pienso que decir que la baja competitividad griega es consecuencia del alto peso del sector publico puede dejar flancos abiertos a la critica. Y es que hay paises donde sus gobiernos también tienen pesos altos, pero donde son mas competitivos. Podria matizarse con la “calidad” del sector publico en un pais y en otro, que depende a su vez del sistema social e institucional… aunque coincidimos en lo negativo en general del sector publico, no todos son iguales, unos pueden generar mucha mas ineficiencia que otros…

    Saludos

  6. Angel,
    Cuando hablo del peso del sector público no me refiero sólo al costo de la administración (salarios de la burocracia, etc) sino a todo lo que se deriva de las barreras que el Estado impone para el desarrollo de la iniciativa privada, el incentivo que el peso del Estado da para que las inversiones se desvíen hacia proyectos Mercantilistas para “atender” las necesidades del Estado,a cualquier costo, en lugar de las necesidades y deseos de los ciudadanos al precio que optimice la generación de riqueza con el uso más eficaz posible de recursos.

    Adicionalmente, no debemos olvidarnos del famoso precepto bastiatiano de lo que NO se ve. Todo lo que se deja de hacer por todo este intervencionismo.

    No por nada grecia aparece en los puestos que aparece en índices como éste:

    http://www.doingbusiness.org/economyrankings/

  7. amartinoro says:

    Me parece una aclaración muy válida, Juan. Totalmente de acuerdo.

  8. Anonymous says:

    Hey! Somebody during my Facebook group revealed this internet site with us
    then I came to give it a look. I’m undoubtedly loving the knowledge. I’m bookmarking and you will be tweeting this for
    my supporters! Fantastic weblog and excellent style
    and design.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: