Perspectivas otoñales (1/2)

En los últimos seis meses, las perspectivas sobre la economía mundial y la salida a la crisis se han ido deteriorando paulatinamente como lo demuestran las últimas proyecciones del FMI. En efecto, en el último informe del FMI, similar al de otros organismos internacionales de naturaleza económica, señala como la recuperación es básicamente débil, desequilibrada, en donde persisten riesgos reales de que no sea sostenida en el largo plazo.

Uno de los factores que influye en esta visión pesimista es la lentitud con la que se está reequilibrando la economía mundial: en la mayoría de las economías desarrolladas persisten déficits a nivel macro que amenazan el crecimiento en el largo plazo. Desde esta tribuna, hemos alertado sobre la necesidad de reducir los abultados déficits como condición imprescindible para recuperar la senda del crecimiento. Sin embargo, parece difícil que la demanda privada pueda reemplazar la demanda pública visto su elevado nivel de apalancamiento y el efecto pobreza debido a la caída generalizada en el precio de los activos (ambas debidas a la propia naturaleza de la crisis).

En segundo lugar, persisten los desequilibrios en las balanzas de pagos entre las diferentes regiones monetarias, factor decisivo para alentar el crecimiento de la economía mundial en su conjunto. A nivel macro, Estados Unidos necesita exportar más. A tal efecto, se han destinado numerosos “esfuerzos” para depreciar el dólar y ganar competitividad vía devaluaciones. Este esfuerzo, se ha materializado en más “helicóptero Ben” (como se conoce ya en Wall Street las políticas de dinero fácil del presidente de la Fed Ben Bernanke) está vez, agotados los instrumentos tradicionales de política monetaria, dicha política expansiva se ha materializado mediante la compra directa de activos por parte de la Fed (esta medida previsiblemente se anunciará a pricnipios de noviembre cuando se reúna el consejo del instituto emisor). Este tipo de políticas también las ha realizado el Banco Centra Europeo con los rescates de Grecia e Irlanda, y recientemente el Banco de Japón también ha anunciado medidas en este sentido para contrarrestar en parte la apreciación que está sufriendo el Yen japonés con respecto al dólar.

En este lance, países como China deben recorrer el camino inverso y potenciar sus mercados internos en parte, dejando que su divisa se aprecie principalmente con respecto al dólar. Desde China se arguye que los 800 millones de chinos que quedan en el campo, y que también negocian y comercian en yuanes, hacen imposible la apreciación del yuan por las tensiones sociales que pudiesen surgir debido a la naturaleza extremadamente dispar de la economía China. Se trata de un tema complejo del que no hay una respuesta correcta. En cualquier caso, China atesora cada vez más un volumen mayor de reservas de divisas en su Banco Central impidiendo que su divisa se aprecie. El resultado de estas tensiones cambiarias ha dado lugar a lo que se ha venido a llamar “La Guerra de las Divisas” y que se podría convertirse en la antesala de una espiral de proteccionismo si las principales economías no hacen esfuerzos adicionales para coordinar sus políticas económicas (ya se rumorea de un pacto entre Americanos y Chinos por el que unos pospondrían nuevos estímulos monetarios a cambio que los otros apreciasen su divisa aunque sea levemente).

La consecuencia de todo lo anterior es una recuperación con pies de barro y a velocidades dispares según país y región. Los países emergentes previsiblemente recuperen antes sus tasas de crecimiento, mientras que las economías avanzadas difícilmente crecerán por encima del 2%, en muchos casos insuficiente para la generación de empleo. Este crecimiento dispar pone de manifiesto como las economías emergentes, menos afectadas por el incremento irracional del crédito y la consiguiente burbuja inmobiliaria, están teniendo un crecimiento más próximo a su potencial, aún teniendo en cuenta la desaceleración de la economía mundial.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: