Posibilidad histórica para la CEOE

Hace unas semanas conocimos la noticia de que Juan Rosell, presidente de la histórica patronal catalana Foment del Treball, presentaba su candidatura a la presidencia de CEOE con la voluntad de aunar el mayor consenso posible. En la actualidad, es conocida y notoria la importante crisis de visión y liderazgo de la confederación de patronales empresariales en un entorno ya de por sí adverso. Se trata de una organización  muy compleja que después de la turbulenta etapa de Díaz Ferrán – que no en vano ha empezado la modernización de la organización –, afronta su propia reestructuración y rediseño. Ante este escenario, no muy alentador, emerge la posibilidad histórica de que un liberal (en su sentido clásico continental), catalán, tremendamente preparado y solvente como es Juan Rosell pueda liderar la asociación de asociaciones empresariales en España en un momento en el que esta se enfrenta a numerosos retos de los que en buena medida dependerá que salgamos con mayor o menor celeridad de la recesión que atravesamos.

Desde esta tribuna siempre pasamos de puntillas por la actualidad política pero por esta vez haremos una excepción. Se trata de una oportunidad histórica por diversas razones. En primer lugar, por que de nuevo Catalunya lideraría (de nuevo) la CEOE en un momento de falta de visión y de crisis de la organización que ayudó a crear de forma definitoria Josep Ferrer Salat, histórico presidente de Foment y del que Juan Rosell es heredero de sus mejores virtudes. En efecto, nuevamente, y si se me permite respondiendo a una cierta lógica, el empresariado catalán caracterizado por su naturaleza exportadora, de tamaño medio y familiar, lideraría (en su excepción más positiva) el empresariado del conjunto del país. España no se entiende sin el efecto regenerador y reformista que llega de tanto en cuanto desde la ciudad condal. Quizás ahora vuelve a ser momento de ayudar al conjunto de España a dar un golpe de timón.

En segundo lugar, Rosell acumula una larga trayectoria como empresario, como liberal, y como catalán. Sin estridencias ni exabruptos, Rosell ha mantenido una coherencia intelectual y de pensamiento encomiable, más aún en los tiempos que corren en los que los cambios de chaqueta o los valores de quita y pon te pueden facilitar tanto la existencia. Desde Foment del Treball, se ha ido armando durante los último años una estructura de pensamiento anclada en el liberalismo clásico, clara y coherente que ha venido defendiendo la economía de mercado abierta, la importancia de tener un marco institucional claro y simple, aplicable a todos por igual, un Estado pequeño y eficiente, una baja presión fiscal, siendo uno de los principales catalizadores de las grandes iniciativas que han mejorado la competitividad de nuestra economía durante los últimos años.

En suma, siempre ha sido un firme y constante defensor de un sistema capitalista en su sentido clásico, lo que se ha traducido en Fomento en impulsar una patronal dinamizadora de la economía y del empresariado, libre de ingerencias políticas y de etiquetas sino siendo una institución transversal, no mercantilista, anclada en unos principios sólidos que han recogido a su vez la función de la clase empresarial de liderar a la sociedad también en temas de ideas y pensamiento, defendiendo siempre un marco social justo y transparente en el que se pueda desarrollar la actividad empresarial en libertad cómo único camino para incrementar la riqueza y el bienestar de la sociedad en su conjunto.

Finalmente, estamos ante una posibilidad única de ejercer un liderazgo de corte liberal clásico de verdad y a la “catalana” desde Madrid en uno de los momentos más convulsos que afronta nuestra economía desde los últimos años, y precisamente en un momento en el que las relaciones entre Madrid y Barcelona no atraviesan su mejor momento. Desde Foment, e instituciones afines, es hora de cerrar filas entorno a Rosell para capitalizar al máximo esta posibilidad histórica de influir positivamente en el conjunto del país lo que repercutiría, además, de forma muy positiva en Catalunya.

En la agenda de la CEOE: impulsar una reforma laboral que se ajuste al nuevo entorno competitivo y que permita cortar la hemorragia del paro y de la destrucción de empresas, reducir los trámites burocráticos para la creación de empresas, impulsar medidas de simplificación de la administración, eliminar leyes inútiles, o descentralizar la negociación colectiva entre otro retos. En definitiva, medidas y políticas que permitan y mejoren la actividad empresarial en un entorno de mercado libre y faciliten la creación de empresas lo que a la postre se traduce en una mayor creación de riqueza y con más y mejor empleo. Suerte Rosell.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: