¿Un nuevo Bretton Woods?

Esta semana los líderes de los llamados BRICS han llevado a cabo su quinta cumbre anual en Durban. Al igual que en las anteriores ocasiones, las reuniones en el país africano han servido de punto de encuentro para fijar objetivos comunes y coordinar acciones conjuntas. De entre los acuerdos más destacados está establecer los que quieren ser los primeros pasos en la construcción de una nueva “arquitectura financiera” global: un Banco de Desarrollo BRICS como lo es el FMI –que pese a su denominación de fondo es, de facto, un banco–.

Con este paso estas economías crean un nuevo vehículo de colaboración para dar soporte al intercambio financiero, económico, comercial y tecnológico al margen de las infraestructuras ya existentes. Es pronto para evaluar el alcance de los acuerdos pero todo indica que estamos ante un nuevo Bretton Woods.

En mi tesis de final de carrera en 2008 advertí que la fragmentación a la que habíamos asistido durante la década de los 2000 en el ámbito económico tendría una traslación directa en la esfera política y también financiera en el medio plazo. Analistas como Barry Eichengreen (ver Exorbitant Privilege) o Arvind Subramanian (ver Eclipse: Living the Shadow of China’s Economic Dominance) han preconizado un escenario en el que la supremacía del dólar es también eclipsada por nuevos poderes. Después de la cumbre de Durban la gran cuestión es únicamente de tempo.

El “eclipse” de los BRIC no será una cosa de hoy para mañana, ni un cambio categórico, más bien una transición tranquila hacia un escenario en donde el poder financiero estará más equilibrado. En ningún caso será un camino de “vino y rosas”: hoy por hoy, lo que une a los BRICS es mucho más débil de lo que los separa. Entre estos grandes gigantes existen más puntos de desencuentro que no puntos de unión. Al menos en el corto plazo, en donde estas economías con más competidores que partners como señala John Hancock en un artículo en The Globe and Mail.

Este contexto en el corto plazo invita a pensar que las guías principales establecidas en Durban no pueden ser por el momento más que un listado de “buenas intenciones” en el mejor de los casos y que se irán materializando en el largo plazo a medida que estos países diriman satisfactoriamente los muchos conflictos coyunturales que hoy por hoy les distancia.

Dicho lo cual, la cumbre de Sudáfrica marca un punto de inflexión importante en el sentido de que el grueso de economías emergentes no van a rechazar a diseñar sus propias instituciones y mecanismos de cooperación al margen del orden global actual.

Mi lectura personal, es que los primeros interesados, y verdaderos cerebros de la jugada, son los chinos. Con este movimiento han conseguido alinear los objetivos dispares de los 5 gigantes emergentes (aunque sea únicamente buscando un “rival” –por decirlo de algún modo– común que no es otro que el statu quo actual) y dar un importante nuevo paso para menoscabar la situación de hegemonía y privilegio que ha gozado Occidente hasta tiempos recientes. El nuevo Imperio chino persigue un principio general de equilibrio con su política internacional: que ninguna potencia sobre salga por encima de las demás, muy en línea con el principio de armonía confuciana.

Es una incógnita que recorrido podría tener esta alianza, para mi más coyuntural que natural. Si bien los 5 nuevos socios comparten un inquietud común al quedar al margen de las instituciones financieras supranacionales (FMI y BM están controladas por Estados Unidos y Europa, es decir, Occidente puro y duro), los sistemas de gobierno y valores que caracterizan a estos cinco “países” son extremadamente dispares. Esto me hace pensar que probablemente este nuevo “banco mundial” será un vehículo transitorio y que en los próximos años asistiremos a nuevas entradas y salidas u ejes de prosperidad alternativos. Lo cual añade color al panorama internacional y algo de competencia (en el sentido amplio de la palabra) lo cual no tiene porque ser malas noticias.

One Response to ¿Un nuevo Bretton Woods?

  1. Mariona Puig says:

    Luis! M’estic llegint el llibre, molt itneressant. Me l’hauras de firmar un dia! Recorda

    Enviat des del meu iPhone

    El 27/03/2013, a les 13:57, Enjoy capitalism va escriure: > >

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: