Google ordena su sopa de letras bajo el paraguas de Alphabet

Google anunció el pasado lunes la reorganización de todos sus negocios bajo una nueva matriz con el sugerente nombre de Alphabet. Con este movimiento Google quiere ordenar su “galaxia de negocios” separando aquellos que generan beneficios de los que no; una recurrente reclama de una parte importante de Wall Street. Google se fundó en 1998 como buscador de Internet, pero con el tiempo ha ido extendiendo su red de actividades hasta los extremos más insospechados lo que era visto con recelo por muchos inversores.

Con la nueva organización cada compañía presentará resultados de forma independiente lo que ayudará a los inversores a enjuiciar la rentabilidad y el perfil de riesgo en cada uno de sus distintos negocios, tan diversos como el buscador de Internet Google (principal fuente de ingresos del grupo), la inversión en capital riesgo, la industria espacial, o la investigación sobre el alargamiento de la vida, además de otros negocios relacionadoa con Internet de la compañía como el navegador Chrome, YouTube, el sistema operativo Android, o el servidor de correo Gmail. En otras palabras, será más fácil saber cuanto cuestan las “aventuras” visionarias del dúo fundador.

El triunvirato que ha estado liderando la compañía hasta la fecha ocupará los principales puestos de responsabilidad en el nuevo holding. Brin y Page se reservan los roles de Presidente y Consejero Delegado de la nueva empresa matriz respectivamente. Por su parte, Eric Schimdt asume las responsabilidaes de presidente ejecutivo, rol clave en el nuevo Alphabet ya que será a quién reporten los consejeros delegados y directores generales de los diferentes negocios. De esta forma, Google también consolida su particular y exitoso modelo de “liderazgo compartido” que ha sabido aunar inteligentemente la magia creativa de los fundadores con la excelencia ejecutiva de Schimdt y que tantos buenos resultados ha cosechado en el pasado.

Se trata de un moviento audaz que buscar iniciar una etapa de mayor estabilidad para una empresa con inversiones y procesos de gran conglomerado pero con cultura y vocación de startup. La transición de empresa en gran crecimiento a compañía “velocidad de crucero” no es fácil ni sencilla, Google parece haber optado por un modelo lo más transparente posible donde el binomio rentabilidad/riesgo permitirá tomar deciones de gestión y de inversión más fácilmente. El modelo resultante no deja de ser un reflejo del modelo de Warren Buffet y su holding inversor Berkshire Hathaway de la que cuelgan cerca de 80 subsidiarias. Larry Page escribía un post en un blog el lunes donde afirmaba estar “ilusionado con esta nueva etapa de la compañía.” “Nos gusta la denominación de ‘Alphabet’ porque significa una colección de letras que representan un lenguaje, una de las principales innovaciones de la Humanidad, y es una idea que forma parte del núcleo fundacional de indexar que es lo que hacemos con el buscador Google.”

El mercado parece haber acogido la noticia con entusiasmo: de los cincuenta analistas que cubren la compañía, 43 aconsejan “comprar” y siete “mantener”. Viento de cola para uno de los gigantes de Silicon Valley, y por extensión ya, de la economía norteamericana.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: