Agradezco a mi amigo y preescriptor RF la ayuda e inspiración en la elaboración de este artículo, y al profesor Jesús Huerta de Soto su generosidad de publicarla en la revista Procesos de Mercado.

En la época medieval, se conocía como Borne el espacio que tradicionalmente estaba reservado a las justas. Se trataba de un lugar ágorico, céntrico. La frase “roda el món i torna el borne” captura la idea de que todo acaba en el mismo lugar en donde empezó, con el matiz -si se quiere-, que borne en inglés significa a nacer; “torna al borne” significa volver a nacer: como si fuera posible tener dos vidas. Así exactamente sucede la vida del banquero, empresario, filántropo y benefactor Josep Xifré i Casas. He aquí una breve síntesis de su vida que bien merecería una novela. Mi intención es esa.

Link

Advertisements