Tag Archives: Niall Ferguson

Civilización: cómo Europa lanzo la Revolución Industrial y supero al resto

De todos los libros escritos por Niall Ferguson Civilization probablemente sea su obra más completa y la que, en parte, mejor sintetiza su visión de la Historia. En esta obra, el profesor de Historia en Stanford aborda de forma sintética la cuestión referente al auge y dominio Europeo durante los últimos cinco siglos lo que los expertos denominan la “gran divergencia”: los motivos que ayudan a entender por qué Europa, y no China (por ejemplo), desarrolló la Revolución industrial a finales del s. XVIII y que dio a Occidente una ventaja competitiva que ha durado hasta nuestros días.

Ferguson identifica hasta seis ideas/instituciones – él usa el término “application killers” –, que tuvieron lugar únicamente en la fragmentada Europa. Estos elementos, a medida que han sido adoptadas por el resto de civilizaciones también explicarían la “gran convergencia” que ha tenido lugar desde el final de la Segunda Guerra Mundial. En efecto, para Ferguson, el requilibrio de fuerzas que estamos viviendo en la actualidad entre Occidente y Oriente -una de las grandes cuestiones de nuestro tiempo- se explica, en gran medida, ya que el grueso de países Asiáticos, muy especialmente China, han ido adoptando (adaptando) estas ideas.

Un de las grandes conclusiones del libro -en línea con otras obras del autor-, es que de estas seis instituciones que identifica Ferguson como “claves” para el desarrollo de la civilización la más importante es el rule of law; justamente una de las que China tienen pendiente de desarrollar (si es que la desarrolla algún día).

El libro lleva a cabo un gran ejercicio de simplificación que facilita su lectura y acerca la gran cuestión de la “gran divergencia/convergencia” al gran público  pero que al mismo tiempo ha sido objeto de críticas por sus detractores (véase por ejemplo la reseña del libro del periódico The Guardian) que también ha criticado el carácter excesivamente anglófilo del libro.

Desde un punto de vista estrictamente personal, pese a lo interesante de la lectura, Ferguson deja algunos elementos fuera de plano y su marcado acento anglófilo -el libro sigue (hasta cierto punto) la interpretación Whig de la Historia- y que, a la postre, limita el alcance de sus conclusiones. Basta pensar en el desarrollo de China -que se ha desarrollado al margen del “rule of law” inglés- y que pone a prueba, al menos en parte, la tesis central del autor.

En cualquier caso, la obra de Ferguson – especial énfasis en The Cash NexusThe Ascent of Money y ahora Civilization – es especialmente estimulante y me parece fundamental para tener una correcta visión global de nuestro entorno actual y los cambios que estamos experimentando en el Orden Global. Ferguson ayuda a simplificar temas que a priori podrían parecer inabordables y los trata con un ángulo distinto, fresco y hasta cierto punto innovador.

Cuadro resumen libro

untitled

Advertisements

Niall Ferguson on ‘secular stagnation’. Financial Review.

The long hangover in the wake of the global financial crisis is finally over, says one of the world’s leading economic historians.

Harvard professor Niall Ferguson says that any threat of so-called “secular stagnation” in the US, with a future of low growth and near-deflation, receded around February this year.

“Future economic historians will look back at the first quarter of 2016 as the turning point; that was the end of the hangover induced by the GFC,” he said.

Mr Ferguson says that the real rebound of commodity prices, the tightening of US labour markets, and shifts in monetary policy as the US Federal Reserve re-calibrates rate rises for this year, all indicate that the deflation danger is over.

Workforce participation in the US has been rising for six months, and the global glut of crude oil is now starting to run down.

Two regional Federal Reserve presidents, John Williams of San Francisco and Dennis Lockhart of Atlanta this week said that there could be a least two rate rises this year, with a rise on the Fed’s table as early as next month.

Mr Ferguson says that inflation will have clearly returned to the US economy by the end of the year.

“The inflection point is happening, but it will only be visible in about a year, and is barely perceptible to most people now  … but there are forces that are turning the world economy around.”

Mr Ferguson also cites economists Carmen Reinhart and Kenneth Rogoff, who famously forecast in 2008 that the drag on the world economic growth from excessive debt and the GFC would last between five and 10 years.

Mr Ferguson said that the theory of secular stagnation had gained credibility since former US Treasury Secretary Larry Summers started promoting the idea in 2013, shortly after he failed to become US Federal Reserve chairman.

The International Monetary Fund said as recently as its global economic outlook published in April that secular stagnation remained a problem.

“It is exactly at these moments that conventional wisdom proves wrong,” says Mr Ferguson.

Mr Ferguson points out that the end of the West’s last great economic upheaval, the “great inflation” of the 1970s, happened in a similar way between 1979 and 1981.

“Nobody believed we had turned the corner. It took ages, until 1982, for perceptions to catch up. It will take a while for people to realise this time around.”

By the end of the year, he said, secular stagnation as a theory will apply only to countries like Japan and Italy that have special demographic or debt problems.

Mr Ferguson, the Laurence A. Tisch professor of history at Harvard University is visiting Australia and will be speaking at the Australian Davos Connection’s Australian Leadership Retreat at Hayman Island and at the Sydney Opera House on Sunday night.

Entrevista con el prof. Niall Ferguson vía ‘La Revista del Foment del Treball’

Adjunto la entrevista que puede hacerle al profesor de Harvard -pronto en Stanford- Niall Ferguson, uno de los grandes historiadores de su generación. Su último libro, una ambiciosa biografía autorizada sobre la figura de Henry Kissinger. La entrevista tuvo lugar en Nueva York, en la New York Historical Society, en Central Park West, justo al lado del célebre Museo de Ciencias Naturales, el 25 de febrero de 2016. Quedo muy agradecido al profesor Ferguson por su tiempo y amabilidad, y a Valentí Puig, editor de ‘La Revista del Foment del Treball’ por su confianza.

Link entrevista

Excelente libro de Kissinger el historiador

Henry Kissinger ha desarrollado una doble -exitosa y preeminente en ambos casos- carrera profesional como diplomático (ejerciendo importantes cargos de responsabilidad durante el último tercio del siglo XX) y como académico. Recientemente se ha publicado en español Orden Mundial (Debate, 2016) su último libro (World Order), un repaso a la historia mundial, sintético y lúcido, a través de como en las diferentes regiones y civilizaciones del mundo organizan y estructuran las relaciones de poder. Kissinger ha hecho del estudio de la historia, y como concluye Niall Ferguson en su fantástica biografía sobre el personaje, una constante en su carrera que a la postre ha sido uno de los factores de éxito en el desarrollo de su carrera diplomática (biografía también reseñada en este blog). Churchill afirmaba: “the longer you can look backwards, the longer you can look forward.” Para Kissinger, su profundo conocimiento de la historia de las diferentes civilizaciones y su sensibilidad para con la filosofía de la historia, le ha permitido intuir el mar de fondo que subyace a los eventos políticos, económicos y sociales de la superficie y crear escuela con lo que respecta al pensamiento estratégico en el campo de las relaciones internacionales y de la diplomacia.

En este libro, Kissinger repasa la historia de cada una de las “grandes civilizaciones” -grandes regiones o modelos- desgranando sus aspectos clave, la arquitectura que configura su orden interno y su dinámica de funcionar. La manera de organizar la obra y de ver el mundo tiene ecos claros en los trabajos de pensadores como Toynbee. El arranque del libro, y concepto que articula parte del relato, es la paz de Westfalia, punto de anclaje importante en el pensamiento kissingeriano, y que le sirve al autor para explicar el concepto de “balance of power”, una de las ideas principales que ha guiado la acción política del autor. A partir del episodio de Westfalia y entendiendo la dinámica de “desestabilización” y “vuelta al equilibrio” que se ha dado en Europa desde antes de la Guerra de los Treinta Años (1618-48), Kissinger explora los modelos alternativos a la sensibilidad europea por la paz de Rusia, China, el Islam, o el modelo de corte occidental pero más uniteralista de Estados Unidos que ha marcado el acento de los asuntos globales en las últimas tres-cuatro décadas.

41syq0DWKiL._SX329_BO1,204,203,200_

En cada parada, Kissinger ofrece en un relato accesible y claro una síntesis con los eventos clave que ayudan a entender la historia y la cosmovisión desde las diferentes esquinas del planeta que todos habitamos y que nos tenemos que esforzar en compartir de forma pacífica. Especialmente de interés resulta el capítulo dedicado al modelo chino -quizás el que Kissinger más conoce- y que, en el nuevo siglo, es la pieza que en mayor medida puede configurar cambios importantes a la hora de establecer nuevas y buenas relaciones entre los diferentes países; entre las diferentes maneras de ver el mundo. China es el gran cambio estructural al que se esta enfrentando el actual sistema. Para su correcta integración en la red mundial, harán falta grandes dosis de realismo político como el que ha facilitado en sucesivas ocasiones la paz en la vieja Europa, únicamente que en el mundo actual la escala para aplicar dichos principios es global.

Ya queda lejos la idea de que la caída del Muro podía presagiar el fin de la Historia. Kissinger remarca como en un mundo de creciente diversidad y complejidad los principios westfalianos de red de instituciones internacionales y respeto a la soberanía interna de los Estados, son los únicos que han demostrado encajar con el carácter dinámico y por momentos anárquico del mundo. De alguna forma se puede relacionar los principios de Westfalia que identifica Kissinger con la visión del político “aventurero” de Víctor Lapuente (ver El retorno de los chamanes), y con el concepto de “antifragilidad” de Taleb (ver Antifrágil, llamado a convertirse en una de las obras de referencia del siglo XXI), si bien la acción política de Kissinger no siempre ha estado anclada en estos principios sino que muchas veces a pecado de exceso de frágil historicismo, pero eso es ya otro tema.